domingo, 16 de enero de 2011

Cuando el follamigo se enamora

"Un trato o pacto firmado con sexo, jamás se olvida... hasta que..."

¿Crees que existen personas que nacieron predestinadas a ser no más que un follamigo? porque vamos, muy fina la tiradera y eso, pero uno también tiene su corazoncito... ¿cierto? ¿Acaso estas personas poseen la inteligencia emocional y sexual necesaria para vivir el momento y reservar sus sentimientos para la persona adecuada en el tiempo adecuado?

Antes, un poco de historia (hay gente que no sabe lo que es un follamigo, y me da un pelín de vergüenza):

Palabra que proviene del castellano moderno. Compone de dos partes bien diferenciadas foll- (del castellano follar; coger, fornicar) y -amigo (del castellano amigo; colega, tronco) es decir, un amigo con el que follar. La relación está basada en el sexo. En inglés, fuck buddy: Todos los beneficios de estar en una relación menos el compromiso emocional para Día de San Valentín o el día de su cumpleaños, y no pasar tiempo suficiente con el/ella.

Existen ciertas reglas vigentes y muy importantes en el mundo de los follamigos, puntos realmente básicos, si no haces caso a esto, cagas todo:

- El follamigo no es una pareja: no seas cansino, no tienes por qué atarlo/a a ti. Eres soltero/a y vives una vida de soltero/a, sal a divertirte con tus amigos/as.

- No debes convivir con el follamigo: ni siquiera pienses en ir de vacaciones. Eso alimenta sentimientos, un auténtico desastre.

- No seas fiel a un follamigo: suena muy promiscuo, pero la fidelidad no es exclusiva entre follamigos. No te sientas culpable, mientras uses protección y no le cuentes de tus otros encuentros, todo marchará bien.

- El follamigo NO es un amigo: No hagas planes contando a tu follamigo. Si tienes algún problema acude a otras personas menos a él/ella, recuerda que los encuentros entre follamigos son 100% felices, placenteros y divertidos. No hay dramas ni llantos.

- El respeto mutuo es fundamental: Por más frío que todo esto suene, el respeto entre follamigos es MUY importante. No esperes pasar los siguientes 8 meses follando con alguien que te deje plantado/a siempre, que no sea aseado, que no tenga una pizca de delicadeza y sea un/a auténtico/ idiota.

Y pues fácil, si no sigues una de estas reglas... te vas a enamorar del follamigo.

¿Qué hacer si sucede esto?

Quedar en plan "tenemos que hablar" dejar el orgullo atrás y decir la verdad. Normal estar ilusionado las primeras semanas de conocer al follamigo, pues tiene lo que necesitas y te ha puesto en tu sitio! folla genial, tienen química sexual y ciertas veces habrá algún detalle que te atontará... pero no es una relación. Depende mucho de la inteligencia emocional de ambos y que no se eche a perder todo.

Tener un follamigo es un excelente recurso, pero debes tener predisposición para saber en lo que te estás metiendo, enfocarte en ello, y poder llevarlo bien. Si eres más vainilla, te gusta el romance, el cortejo, los detalles y el sexo con amor... es mejor que sigas esperando.

Yo, prefiero una locura que me entusiasme a una verdad que me abata.

1 comentarios:

Maria SANCHEZ MUÑOZ dijo...

Genial!! sobre todo lo del respeto mutuo...cosa que yo sufro con mi follamigo..porque me ha dejado plantada en 4 ocasiones...y me ha fastidiado tanto que me he tenido que plantear si seguir con esto o no...por que si me afecta tanto (y hablo de quedarme llorando en la cama y sin salir!!) es porque me estoy "enchochando"...y no quiero, o más bien no debo.

Publicar un comentario